domingo, 20 de octubre de 2013

Conferencia o primarias ya?

    De vez en cuando, pero sólo de vez en cuando, es bueno que un partido político mire hacia dentro, analice sus propias entrañas, pase por la ITV de su militancia y también de sus simpatizantes, y marque su hoja de ruta que ineludiblemente debe tener un doble componente: su nuevo proyecto político y su calendario. El primero de ellos tiene que ser sin lugar a dudas la prioridad fundamental, es, o tiene que ser, la respuesta sistematizada y estructural a la demanda ciudadana desde un ideario que no traicione los principios ideológicos de la organización y sea capaz de adaptarlos al momento presente, a los nuevos retos sociales, en definitiva buscar la conjunción del proceso diacrónico y el sincrónico, o dicho de una forma más sencilla, unir pasado y presente para proyectarse con éxito hacia el futuro, un futuro cada vez más dificil de predecir y más incierto. El segundo de los componentes de esa mirada interior es el calendario que de ninguna de las maneras puede convertirse en la prioridad sino que más bien tiene que complementarla.

Y en eso estamos en estos dias en el Patido Socialista, en la mirada inetrior, mientras que mantenemos una dura confontación política con el  Gobierno del Partido Popular de la que no podemos ausentarnos ni un segundo dada nuestra responsabilidad de primer Partido de la oposición. Por lo tanto toca conjugar ambos procesos el, el interno, necesario e imprescindible, y el externo,que responde al compromiso social que adquirimos en las elecciones generales de 2011 y al que no podemos renunciar de ninguna de las maneras.
Con respecto al primero de los retos o tareas, cada cual que lo llame como quiera, el Partido Socialista tiene dos grandes eventos en el horizonte más próximo, de un lado la Conferencia Política Federal, en la primera semana de Noviembre, y de otro el Congreso Regional de mi Comunidad, Andalucia, la federación de mayor número de militantes a nivel nacional. Por lo tanto estamos en la previa, que se diría en terminos deportivos, de dos procesos que van a marcar el futuro del socialismo democrático en nuestro país para los años venideros y todo ello con la vista puesta en procesos electorales, elecciones europeas, municipales y autonómicas, que se van a celebrar en un momento en el que la desafección ciudadana hacia la política y los políticos en general ha alcanzado probablemente su nivel más alto de la reciente historía democrática. Y es por esto también por lo que los socialistas estamos obligados al mayor ejercio de responsabilidad en el desarrollo de esos procesos que de ninguna de las manera pueden resultar “actos fallidos” , no sólo para nuestros militantes y simpatizantes sino, lo que es más importante, para el conjunto de la ciudadanía para quienes tenemos la obligación de convertirnos en el referente más cercano a sus reivindicaciones vitales, que por una parte vienen derivadas del proceso de deconstrucción del estado del bienestar que el Gobierno Popular está consumando a golpe de leyes y reales decretos con el abuso permanente de su mayoría absoluta , y por otra parte por el ataque a las libertades y derechos individuales que se habían consolidado durante los Gobiernos del “denostado” Jose Luis Rodriguez Zapatero.
Es bien sabido, y a la historia más reciente del partido me remito, que la celebración de estos procesos en muchas ocasiones deviene en aquello que dice el refrán de “poner la carreta delante de los bueyes”. Somos especialistas consagrados en ello, sobre todo si tenemos en cuenta que aquel o aquella que sea capaz de decir la mayor “boutade” tiene garantizado el minuto de gloria que tanto cuesta conseguir con el trabajo institucional o político que tenemos encomendados para el dia a dia.
Por lo tanto toca propuesta, reflexión y debate sobre qué proponer a la ciudadania para no incurrir en “prevaricación ideológica” , en compromisos imposibles de cumplir o en desviaciones de nuestra esencia y naturaleza socialdemócrata. El intento de ocupar posiciones de las esfera radical o la tentación de asimilarnos a los sectores más “centristas” desde una concepción comprensiva de las políticas liberales, puede convertirse en el “oscuro objeto de deseo” de unos y otros, de quienes convivimos en esta organización. Nos corresponde innovar desde nuestra tradición, inventar desde nuestra concepción ideológica, aportar a un proyecto socialdemócrata  que no encuentra su lugar bajo el sol de la política europea, en definitiva tenemos por delante una tarea ingente y exigente que no podemos tirar por la borda de la improvisación o el interés oculto de grupo.
Es nuestra obligación ejercer la responsabilidad de partido con vocación de gobierno que no puede tomar el camino a la irrelevancia por mor de querer empezar la casa por el tejado.

Si lo que importa es realmente esa frase tan cacareada de “primarias ya” estariamos cayendo en un grave error y desde luego me marcharé de la Conferencia por donde he llegado y a la mayor brevedad posible, porque un partido serio no puede convertir un artículo de un capítulo de un título, por muy importante que sea el procedimiento y el calendario, en la esencia de una Conferencia Política sin correr el riesgo de que se nos tome a cachondeo. Se equivocan quienes creen que lo que importa es detener la mirada en el dedo que señala a la luna y no en la propia luna,y llegados a este punto y hablando de la luna, nada mejor para expresar lo que siento que aquellos versos de Machado en su “Autorretrato”: “..Desdeño las romanzas de los tenores huecos y el coro de los grillos que cantan a la luna. A distinguir me paro las voces de los ecos, y escucho solamente, entre las voces, una..”. Esa una para mi no es otra que la voz ciudadana a la que con tanta frecuencia hemos prestado oidos sordos....

No hay comentarios:

Publicar un comentario