jueves, 11 de julio de 2013

Crónica de tribunales


De los creadores de “Wall Sreet 2: el dinero nunca duerme” llega ahora “Soto del Real 1: no es bueno que el dienro esté ocioso”. Nunca hubiera podido imaginar Oliver Stone que una vez más la realidad, la del Gordon Gekko español, Luis Bárcenas, podría superar a la ficción que protagonizara Michael Douglas. Si comparamos es como si el señor Bárcenas se hubiera inspirado en el personaje de Gordon Gekko hasta el punto de parecerse cada vez más al protagonista de la película norteamericana, porque de película, y no precisamente de ciencia ficción, se podría calificar lo que hasta ahora conocemos del “escándalo Barcenas” y la presunta financiación irregular del Partido Popular incluida la de sus máximos representantes a lo largo de muchos años.

Sabiamos que la declaración judicial de Bárcenas nos iba a ofrecer dias de gloria pero no esperabamos que comenzara por mostrar su admiración por el cine americano de temática financiera aunque pudieramos intuir su capacidad para el septimo arte a tenor de las interpretaciones que le habiamos conocido en papeles secundarios, los llamados “papeles de Bárcenas”. Pero en cuanto intuyó que su acta de empadronamiento se iba a trasladar a Soto del Real apareció la versión española del Gordon Gekko que tan magistralmente interpretara Michael Douglas, no dudando en afirmar que no le gusta que el dinero esté ocioso, que su esposa lo acompañaba a Suiza para beber cocacolas y que la amnisrtía fiscal de Montoro le vino como anillo al dedo para blanquear su laborioso dinero. No es más que el principio de todo un ciclo cinematogáfico donde la temática carcelaria va a tener un lugar importante y con total seguridad asistiremos a un “remake” insuperable de los mejores momentos del surrealismo de los Hermanos Marx. Donde la alfombra roja de la Audiencia Nacional va a estar más concurrida que la entrega de los Oscar y puede que la entrada del Tribunal Supremo sea una de las imagenes más vista de las televisiones mundiales. Si Alfred Hitcock levantara la cabeza....

Y en el otro extremo de la batalla judicial hemos asistido a la última estrategia dilatoria de la señora Alaya no por esperada menos sorprendente. Su capacidad para emprender cada semana una nueva batalla contra la clase política andaluza de izquierdas no tiene limites al igual que su incapacidad para concretar en los autos de imputación la naturaleza del presunto delito por el que se lleva a cabo. Ahora ha decidido volver a jugar en el terreno de Mercasevilla que parece tenía abandonado hace meses como si la declaración de la veintena de “últimos imputados” no fuese algo perentorio para cada uno de ellos a fin de aclarar cual es su situación en el momento procesal en que se encuentra el caso ERES, que por si a alguien se le ha olvidado con tanta imputación sucesiva, encarcelamiento y excarcelamiento, fianzas y recursos, tan sólo se trata de un procedimiento de instrucción aunque con bastante frecuencia y por muchos se haya caido en la condena social anticipada de toda aquella persona que se haya sentado a declarar ante la señora jueza.

Contrastan mucho los procedimientos de la señora jueza de los Eres y el señor juez de Bárcenas, tan respetuoso él con las formas, solicitando el parecer de la fiscalía sobre las solicitudes de declaración de los altos representantes del PP, la señora Aguirre, Cospedal, Arenas y otros. Para sí lo hubieran querido la inmensa mayoría de los que han desfilado por el sumario de los Eres, para si hubieran deseado ese trato tan respetuoso por sus derechos procesales. Lo único que espero es que no le toque a la señora jueza la denuncia del Alcalde de Jun ante los juzgados en relación con el proceso de primarias del PSOE de Andalucía porque entonces se celebarian en el 2022 si el Consejo General del Poder Judicial no lo remedia. Convendría recordar aquí y ahora que sería conveniente agilizar la instrucción de un sumario que se financia con dinero público, el de la Administración de Justicia, de la misma naturaleza que el que se pretende proteger, porque quizás nos sorprendería saber cuanta ha costado hasta ahora la instrucción del caso con todas sus actuaciones, investigaciones, imputaciones, recursos, resoluciones, etc.... No hay que olvidar que el dinero de la justicia como el de toda la administación pública no es un recurso infinito que se estire como unchicle.

1 comentario:

  1. Paco ahora haber si comparece Rajoy, después d e los sms publicados por el mundo. Tendra algo que decirnos a los españoles y en especial a los votantes del pp.

    ResponderEliminar