domingo, 12 de mayo de 2013

¿Griñán euroescéptico ?

   ¿Se ha convertido el presidente Griñán en un euroescéptico de la noche a la mañana? Eso podría deducirse en un análisis superficial de lo expresado por él mismo en relación con las dudas que el decreto andaluz sobre vivienda pudiera haber despertado en Bruselas en unas declaraciones en las que afirma que si Bruselas duda sobre dicho decreto Europa no merece la pena.
   Pero nada más alejado de la realidad, el decreto es una buena medida, yo diría que una medida más que necesaria en un momento en el que las formas de gobernar se alejan de la necesidad ciudadana más básica para poner todas sus energías en la búsqueda del contento de los mercados. Por eso es bueno que haya un gobierno que recuerde con su acción que el elemento nuclear de la política no es otro que el bienestar de los que habitan en la Polis y que mejor que garantizar que los ciudadanos tengan un lugar donde habitar. Por tanto vaya por delante mi total acuerdo con ese decreto y también con el que se destina a la lucha contra la exclusión social.
  Probablemente muchos esperaban y esperábamos que el decreto sobre la vivienda fuese impugnado por la más alta representación institucional del Partido Popular que no es otra que el Gobierno de España tan acostumbrado a parar a base de recursos las veleidades farmacéuticas de la Consejería andaluza de Salud desde los tiempos anteriores al bipartito. Pero no ha sido así, el Gobierno ha preferido esconderse en la cara oculta de la luna y dejar que sea Bruselas quien les haga el trabajo sucio aunque por ahora sólo se haya recabado información sobre la medida. Si no es Bruselas serán los gabinetes jurídicos de las entidades bancarias los que ayuden a que el Gobierno de España no tenga que poner su cara para buscar el dejar sin efecto la medida y más aún cuando otras dos autonomías, Cataluña y Canarias, han anunciado su intención de ponerla en marcha. Pero aún siendo así queda claro que el presunto absentismo del gobierno de Rajoy no es sino una cuestión estética que sólo busca no deteriorar aún más su imagen en esa carrera de entreguismo financiero en la que ocupan la pole position y son lideres destacados en la clasificación general, no ante Europa sino ante la señora Merkel y sus estrategias preelectorales.
   Pero deducir de esta cuestión que el presidente Griñán ha perdido su fe en Europa y se ha convertido de la noche a la mañana en un euroescéptico sería un grave error. El presidente tiene buena memoria y sabe que España en general y Andalucia en particular han alcanzado un importante grado de desarrollo en las décadas pasadas gracias a la aportación de los fondos europeos en sus distintas categorías sea Feder o Fondo Social entre otros. ¿Cómo debe interpretarse entonces el mensaje lanzado por el Presidente? Creo que la intención última va más allá de la cuestión de la vivienda que con ser muy importante podría quedar reducida a la categoría de anécdota. Puede que su mensaje no tenga su motivación más profunda en el euroescepticismo antes mencionado, que no sea un mensaje dirigido tanto hacia Europa como hacia España, hacia el Gobierno de Rajoy por un lado y por otro hacia el partido de Rubalcaba, de ser así sería mucho más entendible lo manifestado, porque si no, qué sentido tendría que hace una semana y a la hora de definir el perfil de una posible alternativa a la Secretaria General del partido hablara de capacidad, experiencia y dominio de idiomas para Bruselas. Como dice el refrán, más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario