sábado, 23 de febrero de 2013

Las cuentas del Gran Capitán

Es una pena, una autentica pena, que el señor Rajoy y el Partido Popular estén desaprovechando un diamante en bruto como Antonio Sanz en un momento en que un buen contable para su partido y para su gobierno les vendría como agua de mayo. Ni corto ni perezoso el hombre se ha puesto a la labor y en menos que canta un gallo ha soltado la cifra mágica de 206 millones de euros, exactamente 206, ni un  euro más ni uno menos, como consecuencia de la aplicacion de la nueva ley de administración local que el Gobierno prepara para mayor gloria del señor Montoro para el que la autonomía local es como un banco de sangre para el Conde Drácula. Mucho me temo que la calculadora del señor Sanz tiene más "efectos especiales" que la saga de La Guerra de las Galaxias, pero es que el Partido Popular esta sumido en una terrible adicción por las cuentas sean las de Rajoy en el debate de la nación, las de Montoro con la amnistía fiscal, las de la ministra Pastor con el puente de Cádiz o las del señor Bárcenas en el acta notarial.
   Yo no sé de donde habrá sacado Sanz lo de los 206 millones de euros que ha proclamado a los cuatro vientos con la voz inocente de un niño de San Idelfonso como si del gordo de Navidad se tratara, y es que a falta de millones de inversión en la provincia por el gobierno del señor Rajoy y de una reforma de la financiación local que haga viable la gestión municipal nos traen esta particular versión del cuento de la lechera.

    Pero no es sólo Sanz quien se dedica a esto de la alquimia financiera, ya en su intervención en el debate de la Nación el señor Rajoy habló de cuentas, las de España, que tardaron veinticuatro horas en convertirse en papel mojado una vez que la borrasca de Bruselas descargó su tormenta de agua, rayos y truenos sobre ellas, donde Rajoy dijo digo Bruselas dijo Diego, dejando en evidencia el núcleo argumental del discurso presidencial y es que ya sabemos que estos de la Unión Europea son unos "aguafiestas" que no se andan con  chiquitas. De las "otras cuentas", las que sobrevolaron durante todo el debate el espacio aéreo del hemiciclo el señor Rajoy no quiso hablar pero tampoco era necesario, el acta notarial descubierto el día después parece que habla claro y lo que te rondaré 
morena.
   Y a todo esto a la señora Pastor la realidad le desmonta día a día sus cuentas sobre la obra del puente de la Pepa, o del bicentenario como gusta de llamarlo doña Teofila y su equipo, o del tricentenario como lo llama ya la gente de Cádiz a la vista de los continuos retrasos que la obra viene sufriendo desde que gobierna el Señor Rajoy. No le salen las cuentas a la señora Pastor que yo no sé si será una buena ministra pero que desde luego es un fracaso como pitonisa y que ha conseguido que todas las grandes obras de infraestructuras en esta provincia, tan necesarias para esa Plataforma Logística del Sur de Europa que el PP provincial se ha sacado de la chistera del señor Sanz, se conviertan en un reto para las generaciones venideras, en una ilusión de futuro cada vez más cercana al sueño eterno.
    Visto lo visto me da que a estos señores y señoras del Partido Popular  y del Gobierno las únicas cuentas que le salen ultimamente y a diario son las del señor Bárcenas, ese si que no se equivocaba aunque las suyas sean las cuentas del Gran Capitán.

1 comentario:

  1. Me acabo de enterar que la compañía Apple, la que fabrica los famosos iPhone, iPad, iMac e iTune es una sociedad de sinvergüenzas.
    Si!! esa es la palabra.
    Resulta que cuando usted compra un aparato, de los que ellos fabrican, el importe que se paga por él va a Irlanda y allí paga sus impuestos, a la empresa española le da una comisión del 1%, nada más, y eso es lo que declara a la Hacienda española.
    Pero no queda en esto la cosa. Tienen dos empresas Apple Marketing Iberia y Apple Retail Spain.
    La primera de ellas ganó 2.031 millones de euros pero como su comisión es del 1% lo realmente ganado son 20,3 millones de euros. La segunda se dedica a la venta y declara unas pérdidas de 22 millones de euros. Como resultado de esta “ingenieria financiera” es la Hacienda española la que debe 6,5 millones de euros a Apple.
    Señores no compren productos Apple, que son unos defraudadores.

    ResponderEliminar