jueves, 3 de enero de 2013

Herodes anda suelto

    Conforme leía la noticia iba surgiendo en mí una curiosidad malsana que me llevó irremediablemente a la lectura integra del texto siendo consciente de que mi debilidad intelectual no me iba a permitir la comprensión en todos sus términos de lo que allí se planteaba, pero la idea de que  dos mil años después Herodes siguiera con vida me atraía poderosamente hasta el punto de que decidí armarme de valor y leerme la carta pastoral en su totalidad. Y la verdad es que no tiene desperdicio, es, sin lugar a dudas, una profunda reflexión sobre la situación actual de las familias en Córdoba, en Andalucía y en España,  sobre como la "ideología de genero" nos ha convertido en una especie de monstruos heréticos por el simple hecho de profundizar en los derechos y libertades de las personas y en especial de las mujeres que son quienes históricamente han padecido más la visión ultra católica del "género". A estas alturas de la película uno espera que cualquier reflexión cristiana, más concretamente católica, sobre la familia se centre en los problemas que tienen para cubrir sus necesidades más básicas, para eludir el auténtico mal de los tiempos que corren que es la pérdida del hogar mediante el brutal procedimiento del desahucio en el que la diócesis de Don Demetrio algo tiene que ver de cuando regentaban los destinos de Cajasur.
    El ataque a la llamada "ideología de género" se convierte en el eje argumental de la ya tristemente famosa pastoral donde se pasa de la caricaturizacion exagerada cuando se habla de que sitúa al hombre por encima de dios hasta la manipulación de las palabras de la exquisita Simone de Beauvoir. Utiliza Su Eminencia argumentos  tan científicos como la negación del valor de las ecografias dejando en la cuneta años y años de investigación en la detección del sexo. Ataca los programas de formación médicos y escolares sobre la cuestión y muestra sus preferencias sobre "el sexo de los angeles". Critica duramente las políticas feministas a las que hace incompatibles con la doctrina católica desentendiendose de aquel pasaje bíblico memorable en el que Jesús defiende a María Magdalena. Especialmente emotivo el párrafo donde habla de los hijos "que brotan del abrazo amoroso de los padres", lo que no deja de ser una visión idealizada y un poco "naif" de la procreación humana si tenemos en cuenta que deja fuera a muchos hijos fruto de una relación violenta, no deseada, o simplemente fruto de el sueño de una noche de verano.
    Pero lo que realmente me llevó al texto completo de la pastoral fue el anuncio de que Herodes vive, que anda suelto entre nosotros como si de un Aníbal Lechter se tratara haciendo de las suyas. Y no ha debido ser consciente quien  esto afirma del daño que ha causado a la industria del juguete que ya atravesaba malos momentos por mor de la crisis económica. El anuncio de las conclusiones de la investigación sobre la supervivencia de Herodes a través de los siglos ha dejado vacíos los centros comerciales, los padres han corrido a esconder a sus hijos y a instruirles por si tuvieran que convertirse en los nuevos "Moisés" del siglo XXI, las grandes superficies preparan una campaña publicitaria capaz de contrarrestar el demoledor efecto sobre su negocio del anuncio episcopal en estos días de vísperas de Reyes .
  Pero lo peor del invento es que Su Eminencia no está solo en esta historia, mi curiosidad morbosa me ha llevado a comprobar como el prestigioso Foro español de la familia dice lo siguiente en referencia a la "ideología de género": "No es nada nuevo que aparezcan ideologías cuyo motor es el odio. A lo largo del siglo pasado surgió una ideología que se basaba en el odio de clases, el marxismo, también surgió otra ideología cuyo pilar era el odio entre razas, el nazismo, hoy tenemos una que pretende sustituir a las anteriores fracasadas y que se basa en el odio entre sexos, las dos primeras causaron mucho dolor en todo el orbe, la tercera también lo hará ". Y también en Esposiblelaesperanza.com se puede leer algo tan inocente como esto: " Esta Cultura de Muerte, que es cultura de explotación, opresión, marginación y manipulación, está queriendo dar una última y definitiva batalla, el cambio antropológico, es decir, el cambio del ser más profundo del hombre desde la manipulación y aniquilación psicológica-existencial de éste".  No consta que después de trasladar Urbi et Orbe tales principios hicieran uso del sacramento de la Penitencia  por lo que puestos a elegir me quedo con la ducha de "Psicosis" que si la has visto ya sabes por donde te viene el peligro.
   Lo tengo decidido, de mayor quiero ser Obispo de Córdoba, no hay que presentarse a primarias y tampoco exigen el psicotecnico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario