martes, 11 de diciembre de 2012

Si hay tiempo...

   Fiar a la celebración de unas¨primarias en el PSOE la posibilidad de evitar y poner fin a la deconstrucción social que ha puesto en marcha el gobierno del Partido Popular es en estos momentos  cuando  menos  un grave error conceptual , cuando no una ocurrencia política que nos retrotrae a determinados momentos de nuestro pasado más reciente, fruto de la presión existencial que alguien puede estar sufriendo. Para quienes como yo, tenemos la suerte de compartir el trabajo parlamentario con la actividad municipal en un municipio cercano a los ocho mil habitantes, es difícil entender la propuesta de "primarias ya" como la solución a los problemas de mis vecinos y vecinas que estoy convencido, conociéndoles como les conozco, que no ven en la celebración de esas primarias la solución a sus problemas laborales, alimenticios, de vivienda, es decir, todas esas pequeñas cosas de la micropolitica que tejen cada día la red de sus preocupaciones vitales. Creánme amigos y amigas, compañeros y compañeras, que no está  entre sus prioridades cotidianas el proceso de primarias del PSOE, esa más bien es una preocupación endogámica de un sector de nuestra organización que ha olvidado probablemente el compromiso que asumimos con nuestros votantes tanto donde gobernamos como donde estamos en la oposición, que por desgracia es lo más frecuente.
    Dejarse llevar por el tópico literario del "Tempus fugit" no es una actitud de beligerancia contra los  graves problemas que sufre la ciudadanía de este país, que para lo que menos predispuesta está es para escuchar exhortaciones literarias en la línea del "Carpe diem", sobre todo porque para ellos, los que con mayor angustia sufren esta situación de crisis económica y social, el día tiene poco que aprovechar. Jugar a las "casitas de las primarias" cuando no toca puede ser percibido por esos ciudadanos como un ejercicio de frivolidad que nos llevaría a una situación de mayor desafección social. Nuestra tarea, lo señalaba días atrás en mi entrada "Con perdón", no puede ser otra en estos momentos que la elaboración de un proyecto alternativo global a la acción de Gobierno del Sr. Rajoy, huyendo de acciones coyunturales y centrandonos en lo estructural, ese es el compromiso ciudadano que tenemos pendiente, ese es el mandato que nos dieron nuestros militantes en el Congreso federal de hace menos de un año, porque el tiempo huye pero no con tanta velocidad como para no ser conscientes de que los ciudadanos y ciudadanas de este país se pronunciaron hace sólo un año y nuestros militantes hace diez meses. Asumamos la doble realidad, la institucional, la mayoría absoluta del Partido Popular, y la orgánica, la elección de nuestro nuevo Secretario general, sin resignarnos ante la primera de las realidades y respetando la segunda de ellas. Eso si es lo que quieren  nuestros votantes, beligerancia contra las políticas populares, alternativa socialista que no puede pasar por cuatro frases sueltas a imagen de quienes se sitúan a nuestra izquierda porque ha quedado bien demostrado que a la hora de elegir la ciudadanía siempre prefiere el original antes que la copia, y respeto a nuestras legítimas decisiones congresuales: primarias cuando se acerquen los procesos electorales, todos los procesos sin excepciones, y abiertas a la ciudadanía, sin trampa nin cartón.
    Lo demás es una suerte de "existencialismo político" que hunde sus raíces en aquel otro filosófico que nació en la Europa devastada por dos guerras mundiales, en una situación de crisis, en la que la lucha entre intereses encontrados hizo que el ser humano se sintiera amenazado en su individualidad, en su realidad concreta. Donde el mundo dejó de ser un lugar apacible y el proyecto ilustrado de una humanidad que conquistaría la justicia y el bienestar social con la fuerza de la razón fracasó por completo ya que ni siquiera la ciencia y la técnica eran útiles para un mundo mejor. Resaltemos pues los principios que definían el papel crucial de "la existencia, la libertad y la elección individual", porque sí de algo estoy convencido es de que para elegir un candidato si hay tiempo, el mismo que nos apremia al trabajo diario y a formular la alternativa.

1 comentario:

  1. El partido no puede perder tiempo en primarias. Hay que salir a la calle, empatizar con aquellos que han perdido todo. Su vivienda, su trabajo, su dignidad.....
    Las encuestas hablan por si solas al igual que los diferentes estudios socilogicos, el partido no remonta a pesar de las politicas que esta llevando a cabo el partido popular. 215000 parados son muchos para una provincia de Cadiz sin visos de mejorar. Esta batalla hay que ganarla pueblo a pueblo, dando ejemplo, estando con sus vecinos y desde la solidaridad, la empatia y el trabajo diario se podra mejorar la imagen de un psoe cada vez mas enfermo. Olvidarse de peleas internas, de expedientes, de cruce de notas de prensa que para nada ayudan. Aqui no sobra nadie como tambien el cuantos mas se vayan mejor. Creo que la nueva direccion provincial se equivoca de hoja de ruta porque el problema no esta en el partido, esta en la calle y mientras algunos parapetados en sus sillones no salgan y vean la realidad diaria, dificilmente se podra salir del agujero. Reflexion, organizacion y trabajo diario. Esta es mi receta para arreglar los problemas del partido con la ciudadania. Gracias.

    ResponderEliminar