jueves, 18 de octubre de 2012

Max Estrella y el PSOE de Cádiz

  Si Valle-Inclán levantara la cabeza... Ese fue el primer pensamiento que vino a mi mente esta mañana cuando no sin cierto temor, tengo que recocerlo, abria las páginas de Diario de Cádiz, para ser más exactos no tuve ni que abrirlas porque la portada era un día más bien explicita, y de nuevo me enfrentaba a una realidad más cercana al esperpento que a lo que debe ser el discurrir diario de una organización política tan importante y necesaria para la ciudadania en estos momentos como debiera ser nuestro Partido. De nuevo titulares cargados de belicismo fratricida, de nuevo un mensaje de renuncia a nuestras autenticas obligaciones para con esta provincia, de nuevo nuestro partido en la UCI de la solvencia política y de nuevo una tendencia al harakiri político que nos puede conducir de manera segura a la camilla del forense. Y la sociedad observandonos desde el convencimiento de que sufrimos alguna patología ciclíca que no encuentra sus fundamentos en la experiencia científica sino más bien en la miltología clásica siendo el de Sisifo el parámetro más viable para conseguir una explicación "lógica" de este cúmulo de acontecimientos desatinados que estan  ofreciendo esa visión de la realidad que Valle Inclán nos ofreciera de manera magistral  a través de los espejos deformantes del Callejon del Gato de Madrid y que reproducian una imagen distorsionada de las personas que en ellos se miraban exagerando sus defectos y deformandolas de manera grotesca hasta el punto de producir la risa.

   Y es que esta crísis por fascículos a la que estamos asistiendo es conocida ya como la de la medalla del amor, más que ayer pero menos que mañana. Y siendo fiel a mi planteamiento inicial del día de ayer no voy a entrar tampoco hoy en el fondo de la cuestión, porque además cada dia que pasa aparecen nuevos elementos que lo hacen menos analizable, a dia de hoy practicamente "indescifrable",  incluso para quienes lo están viviendo en primera persona. En este sentido sólo un matíz, lo publicado hoy viene a confirmar mis tesís de ayer, se cumplen los peores presagios para desgracia de todos los que formamos parte de nuestra Organización. Y de nuevo mi obsesión por las formas me llevaron a centrar mi atención en el comunicado que hacía público pasada la hora del Angelus, que es una hora muy celestial, la Secretaría de Organización provincial, de cuyo contenido primero me interesó su contundencia y más tarde lo etéreo de su pretensión, se querian poner puertas al campo, las mismas puertas que meses atrás ellos mismos derribaron y el mismo campo que supuestamente ellos liberaron de la opresión cabañista a golpes del ariete de la filtración mediática permanente y manifestacion simultanea de voluntad renovadora. Se decía en ese comunicado que no tienen cabida en el PSOE quienes airean los temas internos, y en ese punto y hora me dije ahí te quería yo ver, otra vez como principio de actuación el de la reversibilidad de los calcetines. Y digo yo, quién es la Secretaría de Organización para determinar el aforo del Partido? no era bueno hace unos meses airear el Partido? no se nos prometia un proyecto con un aire nuevo? Porqué es ahora un problema airear el Partido? Está aireando los temas del Partido el compañero Mario Jimenez, Vicesecretario General de Andalucia cuando afirma publicamente que "echa de menos más profundidad, más ritmo y una respuesta más agil del Psoe al momento que vive España? Según la Secretaria de Organización provincial tiene cabida el compañero Jimenez en el Partido después de esta afirmación? la tiene el compañero Ximo Puig, secretario general de los socialistas valencianos depues de afirmar que lo compartía? Pues claro que si, claro que tienen cabida, porque este es un Partido donde la libertad de opinión y expresión forma parte de nuestro ADN. Y para terminar una pregunta tan retórica como cínica, desde cuando el aforo se limita en este partido negandoselo a quienes no comparten las opiniones y decisiones de la Comisión Ejecutiva Provincial y discrepan publicamente de ellas?
   No sé, quizás me esté haciendo viejo y me resulte difícil entender estos pecados de juventud, o tal vez lo que me cuesta entender son estos milagros del régimen de la doctora Asland que te hacen sentir la eterna juventud cuando el DNI afirma lo contrario. Yo la verdad es que tengo otro concepto de que comportamientos caben en el Partido y cuales no, pero no voy a contribuir a esta ceremonia de la confusión. Recomiendo un repaso somero a las tres leyes de Mendel plenamente aplicables al ADN socialista y llegarán a la misma conclusión a la que llegaba Victor Manuel en Esto no es una canción, aquí cabemos todos o no cabe ni dios. Y terminar con palabras de Max Estrella, el protagonista principal de Luces de Bohemina, el genial esperpento de Valle Inclán, "esa voz me traspasa y ya no puedo gritar.... me muero de rabia!... de rabia y verguenza. Me muero satisfecho de no haber llevado una triste velilla en la trágica mojiganga. ¿qué dirá mañana esa canalla de periódicos?...ya estoy muerto. Los muertos no hablan. Buenas noches".

1 comentario:

  1. Paco que mala suerte haber confiado en este personaje tan retorcido. Su avaricia sin límite la ha enloquecido y va a hacerle muchísimo daño al Partido al que tantos queremos. Ojalá esta estrella se estrelle pronto y podamos remontar Un saludo desde Alcalá.

    ResponderEliminar