sábado, 21 de julio de 2012

Un gobierno en la rotonda

    Depués de leer las declaraciones de Zoido, al que ya llaman en Andalucía Zoido Carrefour por aquello del 3x1, alcalde, presidente del PP y presidente de la Femp, he llegado a la conclusión de que el Partido Popular se ha equivocado de hombre para mandar a Madrid, no debió ser Arenas el elegido sino Zoido, a quien Rajoy necesita en Madrid para reforzar su acción de gobierno no es a Javier síno a Zoido. Y a las pruebas me remito, no hay mas que leer la propuesta de recortes alternativos que ha preparado para su entrevista con Griñan para darse cuenta de lo que se está perdiendo Montoro por no contar con el asesoramiento de este hombre ante el que Beteta no es más que un insignificante aprendiz de hombrecillo de negro autonómico


     Sobre todo me ha llamado la atención una de las propuestas que pudiera parecer económicamente inocente pero que tiene un gran calado si la consideramos políticamente. Dice nuestro amigo Zoido que la Junta ahorraría más de 20.000 € diarios si "modera sus costumbre de abusar de la interposición de recursos", o dicho de otra forma, si se rinde incondicionalmente ante las medidas propiciadas por el gobierno de España en materia de educación, sanidad, dependencia, etc... De aceptar la menor, y esta es que fuese verdad lo de los veinte mil euros diarios, cosa que podría poner en duda hasta el menos informado de los ciudadanos de Andalucía, por falaz y exagerado, lo que no podemos aceptar es la mayor, la rendición incondicional de Andalucía ante las medidas antisociales del Gobierno de Mariano Rajoy. Zoido no tiene derecho a confundir a los andaluces con la misma estrategia, aunque el collar sea distinto, que utilizaban los exiliados Arenas y Sanz, Zoido no puede asumir convertirse en el caballo de Troya de Montoro en Andalucía, Zoido no puede ser el encargado del cortijo de Beteta en nuestra tierra, Zoido, con declaraciones como estas, es como esos coches nuevos que nada mas salir del concesionario han perdido ya el 20% de su valor.
    Y hablando de coches y de motos, hay hoy en España un Gobierno que no es capaz de salir de la rotonda, Rajoy al volante y Montoro de copiloto son como aquellos dos personajes del chiste que nunca llegaban a casa porque eran incapaces de salir de la misma rotonda. No hay mas que verlo en sus intervenciones parlamentarias, hablan en círculos, el Sr. Rajoy contestó el pasado miércoles a tres portavoces, Cayo Lara, Durán Lleida y Rubalcaba con los mismos argumentos aunque las preguntas fuesen distintas, se pone a dar vueltas a la rotonda de la reducción del déficit publico y a la quinta vuelta no hay quien le siga la estela, se baja de la moto y se marcha del hemiciclo hasta la próxima vueltecita, su itinerario es bien sencillo, arranca con el déficit publico, sigue con que hay que reducirlo, cambia de marcha para hablar de sacrificios y vuelve a terminar con la reducción del déficit publico, espectacular circunloquio aunque nunca alcaza la cuadratura del circulo porque el día que lo haga se cae de la moto.
     Y Montoro, que me dicen del segundo piloto de la escudería que además es el encargado de vendernos la moto, este, es capaz de convencernos de que la subida del IVA es una especie de Bálsamo de Fierabrás que todo lo va a curar, a pesar de que cuando el estaba en la oposición estaba dentro de la lista de medicamentos prohibidos pero para eso la ministra Mato ha incorporado los remedios naturales al vademécum oficial del Gobierno. Es verdad que al ministro se le ve cansado, durante el debate del Recortazo tuvo varios momentos Kit-Kat en su confrontación con Rubalcaba, que hay momentos en los que parafraseando a Rubén Darío uno piensa en aquello de " el ministro está triste, qué tendrá el ministro". Y es que la prima de riesgo es tan insaciable como su voluntad de reformista estructural, parece que se haya subido en el sidecar de la moto del ministro y cuanto más recorta este más sube ella. La eficaz vicepresidenta la bautizó cuando sólo era de trescientos como Rodríguez Zapatero, ahora que ha sobrepasado los seiscientos como le ponemos al niño, o mejor dicho a su prima, Sra. Vicepresidenta?.
   Y mientras el presidente y sus ministros siguen dando vueltas a la rotonda camino de ninguna parte, los ciudadanos y ciudadanas empiezan a tomar la linea recta ocupando los dos carriles y también las aceras, ellos si tienen las ideas claras, acabar con la impunidad en la destrucción del estado social y de derecho que la Constitución contempla como patrimonio inalienable de todos los españoles y españolas. Ya está bien de vueltecitas a la rotonda de la reduccion del déficit y la austeridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario