lunes, 9 de julio de 2012

Si has construido un castillo en el aire, allí es donde debería estar....

   Durante los dias previos al Congreso Regional que acabamos de celebrar ha habido bastante gente que me preguntaba porqué no escriía nada sobre el mismo en este blog, la respuesta bien sencilla, lo que tenía que escribir ya lo había hecho el veinte de Junio cuando hablaba de un congreso "Loctite", lo demás ya se hablaría en el Congreso. Y Parece que ese ha sido el "gran pecado", hablarlo allí, donde había que hacerlo.
   Vaya por delante mi felicitación al Secretario General del PSOE-A, a los compañeros y compañeras que forman parte de su nueva Comisión Ejecutiva, a quienes desde una posición u otra han sido elegidos para formar parte del Comité Federal y Regional, a todos ellos y ellas enhorabuena y suerte, la vamos a necesitar.Pero dicho esto no estaría de acuerdo con mi propia forma de entender la vida de un partido democrático como el nuestro si no hiciera algunas reflexiones sobre lo que en El Toyo hemos vivido.

   Lo primero es mostrar mi descauerdo con lo que la mayor parte de los medios de comunicación han considerado la conclusión principal del cónclave, el Psoe se ha fracturado en su Congreso Regional, niego la mayor, el partido no se ha fracturado en Almeria, el partido se ha fracturado a lo largo de los últimos veintiocho meses, y también disiento de la menor, no es la aparición de un sector crítico lo que provoca fracturas sino la práctica orgánica impuesta por la extinta CER. no podemos considerar como causa lo que sólo ha sido una consecuencia, de hacerlo así estariamos cayendo en un simplismo aberrante derivado de prescindir del análisis "diacrónico" para basarnos en el "sincrónico" , por muy importante que sea lo que la coyuntura sincrónica haya deparado, dicho de una forma coloquial, aquellos polvos trajeron estos lodos.
    Dicho esto, ningún socialista andaluz puede sentirse satisfecho de un Congreso done una vez más se ha hablado de nosotros más que de los problemas que afectan al conjunto de los ciudadanas y ciudadanos andaluces, de sus problemas y preocupaciones, de nuestras propuestas y soluciones. Porque siendo verdad que en un congreso de un partido como el nuestro hay que hablar de todo, no convenía, en la actual coyuntura social, política e institucional de España y Andalucia, alterar el orden de los planos y situar el tiro de cámara en lo más alejado de la mirada ciudadana y el interés publico, y es que eso los socialistas sabemos hacerlo mejor que nadie.
    Y tampoco es bueno alterar los planos confundiendo los momentos y lugares, lo que en Almeria celebrabamos era un  Congreso del Partido,  un gran partido sin lugar a dudas, grande sobre todo por su profundo concepto de la democracia interna, de la pluralidad de ideas, elementos centrales de nuestro ADN orgánico, y cuando se intenta mutar esa cadena identitaria se producen reacciones lógicas en defensa de la cohabitación de todos en un proyecto común, donde tiene que tener cabida la autocrítica y también la critica recíproca, eliminando cualquier tentación de "verdad absoluta" porque como decía Bernard Shaw "no hagas a los demas lo que deseas para ti, porque los demás pueden tener gustos distintos", tan sencillo como eso.
    Por otra parte, en el Congreso se ha intentado en algún momento justificar lo injustificable, cuestión lógica teniendo en cuenta la propia tensión generada por los acontecimientos imprevistos que vinieron a deparar un resultado que no era el esperado, pero lo que no tiene ninguna justificación es que el dia después, con la foto fija e inamovible de ese resultado encima de la mesa, con la voiluntad manifiesta de todos, cíticos y no críticos, de apoyar al Presidente de la Junta y al Gobierno Andaluz ,sin fisuras,  en la dificil tarea de luchar por una Andalucia de progreso y justicia social, alguien con la alta responsabilidad que se le ha otorgado como Vicesecretario General de los socialistas andaluces siga difundiendo la especie de que los delegados acudieron al Congreso con un mandatro representativo para apoyar al liderazgo del Secretario General, achacando la negativa de los llamados "criticos", entre los que me honro en pertenecer dicho sea de paso, a una descompensacion entre el mandato recibido y el que al final se produjo, remachado todo con un "y eso alguno lo tendrá que explicar".
   Explicar lo obvio es una pérdida de tiempo que nadie se puede permitir, pero él si debería explicar en que acta de que congreso provincial aparece ese mandato que según él algunos hemos incumplido, también podría explicar para tranquilidad de todos en que punto del oreden del dia aparecia ese assunto en esos congresos y que artículo de los reglamentos y estatutos regula ese procedimiento, sobre todo para saber que norma hemos incumplido y poder defender nuestra decisión más allá del mero juego de palabras. Si puedo decir una cosa, en Cádiz la lista de delegados se votó en secreto, más en secreto incluso que en el Congreso regional, a mi me gustaría saber si eso fue así en todas las provincias, podriamos llevarnos alguna sorpresa que dejarian sin autoridad moral a algúno que otro. Tiempo habrá de seguir analizando lo vivido en Almeria, pero dejemos ya  de intoxicar y pongamonos a trabajar, ese es el verdadero mandato del Congreso al que nos debemos todos y todas.
   Terminar con otra cita de Shaw que a mi me parece casi una instrucción vital como socialista y andaluz: "si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario