lunes, 30 de julio de 2012

La canción del Verano de Antonio Sanz: "Vámonos pa Caí, vámonos pa Caí .."

    No podía dar crédito a lo que leía cuando he abierto la edición digital de Diario de Cádiz  y he visto el titular de portada: "Antonio Sanz optará a la presidencia del PP de Cádiz en el Congreso provincial". Me he dicho, no, no puede ser, otra vez no...En un intento desesperado por entender algo he mirado rápidamente la fecha de la noticia por si me había equivocado y había pinchado en el enlace de hemeroteca en vez de en el enlace de la portada de hoy, y no, no era un error, no era la noticia de hace unos años cuando otra vez volvió por un tiempo para refugiarse en su querida provincia gaditana, ni tampoco de cuando fue presidente provincial por primera vez, no, la noticia tiene fecha de hoy y firma de agencia, lo que en la edición digital significa de ahora mismito... Y no deja de ser curiosa la apostilla de los subtítulos: Sanz cuenta con el apoyo del actual presidente provincial Pepe Loaiza, ahí ya no necesité leer más, conclusión inmediata, a Loaiza se lo ha comido crudo Antonio Sanz, un hombre siempre dispuesto a anteponer los intereses de los ciudadanos y de su partido a los suyos propios.
    La foto de la rueda de prensa tampoco tiene desperdicio,  es la versión veraniega del abrazo del oso, pobre Loaiza, con lo bien que lo había hecho, que nos había ganado las tres ultimas elecciones, que era la estrella emergente del PP gaditano, alcalde de la Isla, presidente de la Diputación, hasta llegaron a llamarle en algún medio el Superman de la política gaditana, y va Sanz y le quita la capa voladora...pensando en Pepe recuerdo esa cancion de Amaral, la de "Días de verano", cuando canta aquello de "..pienso en ti y siento que esta vida no es justa..", aunque conociendo como se las gastan en el PP en materia de democracia interna el hombre deberá estar pensando aquello de " que me quiten lo bailao.."
   Califica el propio Sanz su decisión de "bastante meditada y de común acuerdo", sobrelo primero es verdad que lo debe haber meditado bastante, me da la impresión que lo lleva meditando desde la noche electoral del 25M y que ha debido profundizar bastante en esas meditaciones desde que le dieron a Javier Arenas el billete para Madrid que incluía el de cercanías hasta la estación de metro de Génova. Dijeron que Sanz sería su fiel escudero y que trabajarían codo con codo en Madrid pero a mí me da la impresión después de lo de hoy que el codo con codo ha terminado en "codazo" y la banda sonora de su vida ha cambiado de aquel "Nos vamos pa Madrid" de hace unas semanas al "Vámonos pa Caí" , con ese estribillo que decía: vámonos pa Caí primita hermana, vámonos pa Caí porque aquí en La Habana paladá no hay....." , y muy bueno también lo de "común acuerdo",  a mi me ha recordado la colegiala que se añade a las rupturas  matrimoniales para quitarle dramatismo al conflicto que da lugar al final de la convivencia de la pareja, muy subliminal Sanz pero como siempre lanzando mensajes positivos...
    No me extraña nada que él mismo califique de emocionante el "reto" de volver a dirigir el partido en la provincia y es que la emoción es un sentimiento fuertemente dual, lo mismo sirve para cuando te vas que cuando para vuelves, y viceversa que diría el maestro. ¿Quién no ha sentido emoción escuchando ese maravilloso tango que cantara Carlos Gardel y más recientemente versionara Andrés Calamaro? Quién se sentiría insensible a tan bella melodía y nostálgica letra? Me imagino a Sanz volviendo de Sevilla por la autopista y tarareando aquello de "yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno, son las mismas que alumbraron con sus pálidos reflejos hondas horas de dolor, y aunque no quise el regreso, siempre se vuelve al primer amor...volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien. Sentir que es un soplo la vida, que veinte años no es nada...tengo miedo del encuentro con el pasado que vuelve a enfrentarse con mi vida....". Bello Gardel, y lo cantó sin conocer a Antonio Sanz....
   Y para Pepe Loaiza un recuerdo proveniente de una reseña a "La vida breve", la novela del uruguayo Juan Carlos Onetti, donde se decía que La vida breve es una elegía-despedida a la vida sin pasar por la muerte, la conciencia de nuestra soledad y de nuestros falleceres diurnos y nocturnos. Y el rechazo también a todos los valores que se nos han impuesto. Brausen , el personaje principal, el alter ego de Onetti, inventa una realidad para vengar la realidad no elegida, pues como artista, tiene la facultad de crear otros mundos para escapar de la insoportable continuidad de la existencia. Le recomiendo la novela, yo estoy empezando su relectura. Y de la otra "Vida breve", la de nuestro genial Manuel de Falla, aquella letrilla que cantan los herreros del Albaicin en el acto primero, "¡ Malhaya el hombre, malhaya, que nace con negro sino! ¡Malhaya quien nace yunque, en vez de nacer martillo!.

1 comentario: