jueves, 31 de mayo de 2012

Para herencia la de Bankia

Nunca había oido yo tantas veces lo de la herencia y siempre dicho por los mismos, no hay debate, pregunta, interpelación, real decreto o propsición donde el interviniente de turno, miembro del gobierno o diputado o diputada del Partido Popular, no pronuncie la palabra mágica como si de un antídoto para su propio mal se tratara. Especialmente me gustan las referencias que a la tan traida y llevada herencia hace la señora Vicepresidenta Saenz de Santamaría, no se corta un pelo sea cual sea el tema sobre el que se le interpele, siempre hay una herencia en sus labios que utilizar como respuesta, el colmo llegó ayer cuando a la valoración de la política informativa del gobierno sobre la que le inquiría la portavoz socialista contestó con la manida herencia, los ya famosos silencios de Rajoy son fruto de la herencia, las mentiras del PP, los que no iban a subir el IRPF, los que no iban a recortar la sanidad ni la educación, también son fruto de la herencia, porque ellos se caracterizan por decir la verdad según la señora vicepresidenta. Decir la verdad es para doña Soraya haber ocultado el déficit de comunidades gobernadas por el Partido Popular desde hace décadas como es el caso de Madrid, Valencia ó Castilla- León sin ir más lejos, tiene que ser de muy amplio espectro el concepto de verdad de doña Soraya para que ese embuste planetario pueda entrar en la categoría de lo verdadero desde un punto de vista estrictamente cientifico.

    Empiezo a tener dudas razonables sobre que los conceptos de verdad y mentira sean un valor común para todos los españoles  y el origen de esas dudas tiene su epicentro en la sesión de control de lo miércoles y más concretamente en las respuestas de la señora vicepresidenta, aunque en honor a la verdad hay que reconocer que tiene entusiastas colaboradores en tan digna tarea entre los miembros del banco azul, especial mencion para el señor Wert , el señor Montoro y la señora Pastor. He llegado a la conclusión de que les cuesta trabajo asumir que no son herederos de nadie ni de nada sino más bien los legitimos depositarios de la voluntad mayoritaria de los españoles desde aquel veinte de noviembre y que como tales les toca afrontar la situación de una vez por todas sin perder mas tiempo en contarnos su verdad que ya la sufrimos cada dia de cada semana en forma de real decreto apoyados sin fisuras en esa mayoría parlamentaria histórica que tan felices les hizo como para que ahora se sientan herederos desgraciados.
   Pero si de herencias se tratara ninguna tan importante como las que les ha dejado Bankia de la mano de ilustres presidentes del Consejo de Administración con fuerte pedigrí Popular. Recordar ahora a Blesa, Olivas e incluso el recientemente dimitido Rodrigo Rato debería ser una  obligación del Gobierno y su grupo parlamentario, nunca tan pocos hicieron tanto por todos nosotros. La herencia de Bankia está haciendo saltar los cimientos del sistema financiero español, ese gran mago de la economía y de la finanzas al que el Partido popular hizo capitán de la nave la ha llevado a pique en tiempo record y con una via de agua mucho más importante de lo que en principio se presumia. Esta es la herencia que el Partido Popular nos ha dejado en primera instancia, esta si que es una herencia para recordar cada dia, para pedir explicaciones por ella, para llevarla a los tribunales, para exigir las responsabilidaes de su despilfarro. Miedo me da oir al presidente del Gobierno de España negar la posibilidad de un rescate europeo de la banca española, es la mayor seguridad de que eso va a ocurrir más tarde o más temprano, Rajoy habla poco pero cada vez que lo hace es para negar lo que el futuro nos va a deparar con total seguridad, y si no al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario