martes, 1 de mayo de 2012

Antonio Sanz y la lista de Schindler

   Ha vuelto, el hombre ha vuelto, tras una temporadita recuperandose del constipado que pilló en el balcón de la calle San Fernando el veinticinco de marzo. El hombre Sanz ha decidido reaparecer, y lo ha hecho como lo hacen las grandes figuras del toreo, recibiendo a puerta gayola, solo ante el peligro, porque el apoderado todavía no ha terminado de recuperarse y anda pensando si establecerse en Las Ventas, en la Maestranza o moverse de una plaza a otra para que no vuelvan a aplicarle la vieja sentencia de que "el que se fué a Sevilla perdió la silla", que menuda es la compañera Cospedal, vete tú a saber que penitencia cumplía en la procesión de Semana Santa y qué le habrá pedido hoy en Toledo a la Virgen del Valle en su romería, aparte de salud para los españoles que falta nos va a hacer tal como se está poniendo el tema del copago y lo que te rondaré morena....
  
 Lo dicho, el hombre Sanz ha vuelto y lo ha hecho a lo grande, al primero de la tarde le ha puesto las banderillas de los Eres, ni corto ni perezoso se ha sacado de la taleguilla su particular lista de Schindler y ha pedido que comparezca ante la futura comisión hasta el último de la fila, cosa que todos sabemos que es imposible porque este grupo se separó hace ya bastante tiempo. Pero a él,a constancia, no le gana ni el Platanito, aquel aspirante a torero de la década de los sesenta que se pasó toda su vida util pidiendo una oportunidad y por muchas que le dieron nunca llegó a figura del toreo.
    Trata el hombre de poner en aprietos a los triunfadores de la feria cuando todavía no se ha investido al presidente de la Junta y en consecuencia no se ha podido constituir el nuevo Gobierno de Andalucía. Pero eso es lo de menos, lo que realmente importaba era convertir el caso de los Eres en un circo con dos pistas, la judicial y la política, y los medios de comunicación volviéndose locos de una para otra. Han decidido torero y apoderado que la temporada taurina es larga y que hay que dar muchos capotazos, que esto es cuestión de convertirse en el mejor pegapases del ruedo andaluz, de firmar más corridas que nadie aunque no se corte ni un apéndice,  porque hay que contentar a la afición que para eso paga.
    Con el segundo de la tarde mas que figura del toreo parecía el mozo de espadas de Montoro. Nada mas ver salir de los chiqueros el toro de los 2.700 millones de ajuste del presupuesto de la Comunidad se abalanzó sobre él como alma que lleva el diablo pidiendo explicaciones de en que consistía ese plan de ajuste, volviendo a ese vocabulario tan propio del maestro y que tanto hemos añorado durante este mes y medio que ha estado retirado del ruedo de la politica por prescripción facultativa, palabras como "sospechos e increíble",  para algo que según el mismo no se conoce, demuestran a las claras la total recuperación del maestro para la lidia. Tan dado como es al toreo retórico, se mantuvo fiel a sus principios llegando a preguntarse ante el respetable si la Junta había llevado unas cuentas claras y si el plan de ajuste era real, ignorando por momentos lo que tenía por delante y como si del mejor Santiago Martin El Vití se tratara cuando toreaba mirando al tendido. Yo creo que en cuanto el maestro toree la feria de la Magdalena en Castellón ó las Fallas del año próximo, estos de hoy le van a parecer las vaquillas de "Hace falta valor"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario