miércoles, 14 de marzo de 2012

Historia de "El pedigüeño, el postulante y el suplicante"

En la historia del Western  hubo una pelicula que alcanzó gran exito, incluida su banda sonora, y que se convirtió en un clásico del género. Esa película no era otra que "El bueno, el feo y el malo", título que hay dudas que no fuese una aportación de un juvenil Rajoy, con ese gusto suyo tan acentuado por las triadas enumerativas, sean nominales ó adjetivales, y de las que dimos buena cuenta en una entrada anterior de este mismo blog. Y viene esto a cuento porque una nueva triada de nombres se encadenan para resumir de manera gráfica la historia, la no tan lejana y también la más cercana, de lo que ha sido la posición de España ante Europa con presidentes socialistas y populares, en estos dias en los que,  Montoro ayer presentando el techo presupuestario, y Rajoy, en su comparecencia a petición propia en el dia de hoy para explicar el Consejo europeo de la pasada semana, han vuelto a poner de manifiesto la permanente interrelación entre las decisiones europeas y las políticas nacionales, sobre todo las de carácter económico, de los paise miembros de la Unión. Y esas distintas posiciones se podrian resumir, con otra triada de las que tanto gustan a Mariano, la que yo llamaría: "El pedigueño (F. González), el Postulante (De Guindos) y el Suplicante (M. Rajoy) ", y como banda sonora el cuarto movimiento de la Novena Sinfonia de Beethoven, el denominado Himno de la Alegria, adoptado por los paisesde la Unión como Himno Europeo.

  La mayor aportación histórica de Fondos Europeos para nuestro país es obra y gracia de Felipe González a quien la derecha española, liderada a la sazón por el sempiterno Jose Maria Aznar, quiso criticar y al mismo tiempo debilitar,  intentando esconder ese logro histórico de financiación europea cuyos ecos siguen viguentes en los tiempos actuales, con ese apelativo de pedigueño. Que lejos del pensamiento de Aznar los tiempos que vivimos, incluso los que el vivió gobernando y viviendo de las rentas del pedigueño, los tiempos en que Rajoy tiene que enviar una semana sí y otra también, a Su Adelantado Mayor del Reino, el señor de Guindos conocido ya en los ámbitos europeos como el Postulante, título este bastante frecuente en mi tierra cuando llega el Carnaval porque así se denomina al componente de la Chirigota que se encarga de pasar el platillo pidiendo algunas monedas después de la actuación de la agrupación, en este caso, gobierno, aunque a tenor de los resultados tienen más exito los postulantes gaditanos del Carnaval que el señor ministro de Economía, que después de sus sonados "exitos" al frente de Lheman Brothers en Europa y ante la Comisión Europea como delantero centro del Gobierno de España parece que la suerte no le acompaña salvo por el hecho de haber sido nombrado miembro de este Gobierno "marianista", que, de seguir con su racha de aciertos reformadores, va a necesitar más que nunca la más literal e histórica acepción del término en su referencia a la advocación de la virgen aunque sólo sea para eso de "Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy".
Retomada la cuestión en este punto y hora,y después de finalizado por hoy el apartado de ruegos y preguntas, quiero hacer un inciso en lo que venia contando para referirme a la intervención de Rubalcaba en su referencia al recorte de las becas en el extranjero para aprender inglés después de lo manifestado por el ministro Wert de que no era necesario marcharse al extranjero, que es mejor quedarse en el entorno habitual donde sé aprende más. Con relación a esto preguntaba Alfredo si ese entorno habitual para aprender el ingles era irse de copas a un Pub irlandés o de compras al Corte Inglés, para que luego digan que no tenemos sentido del humor y ganas de echarselo a las ocurrencias del ministro.
Pero a lo que íbamos, el señor ministro de la economía y de la competitividad, al que no sólo estrangulaban sus colegas fotográficamente sino también endosandole cinco décimas más de reducción de déficit, que si tenemos en cuenta que la décima cotiza a 1.000 millones de €, supone un nuevo recorte de 5.000 nuevos millones €, cantidad nada despreciable cuando se suma a los miles de millones que ya nos habían puesto como tarea y que ni el Postulante ni el Suplicante consiguieron rebajar en su gira europea de la semana pasada con motivo de la gala que tuvo lugar en el Consejo Europeo.
Visto lo visto deberíamos preguntar en la próxima sesión de control al señor de Guindos:¿ Tiene previsto el señor ministro volver a viajar a la Unión Europea en las próximas semanas o meses? Si la respuesta es del tipo "NUNCA JAMÁS", eso merecería salir por la puerta grande del Congreso a hombros de la junta de portavoces después de que el hemiciclo en pie le tribute una ovación de al menos media hora. Si la respuesta fuese afirmativa y el ministro tuviera previsto una nueva gira europea habría que disuadirle por todos los medios posibles desde los bancos de la oposición con la colaboración del banco azul, y de no conseguirlo caben dos nuevas preguntas, la primera la debería hacer el propio presidente al señor Montoro y sería aconsejable que fuese en privado:¿Cristobal, estás dispuesto a seguir comiendote los marrones de De Guindos y a justificarlos en el Pleno? Las opciones son dos: si quiero, que para eso somos reformistas estructurales y europeízas convencidos, ó la menos previsible pero no del todo imposible, venga ya Mariano, pero que he hecho yo para merecer esto?.
La otra pregunta posible sería del siguiente tenor literal y dirigida al señor ministro de Interior: ¿Señor Ministro, ha valorado su ministerio la posibilidad de retirarle el pasaporte y el DNI al señor de Guindos hasta final de legislatura? Y que sea lo que dios quiera pero no sería malo que contestara que SI, sobre todo por la posibilidad de que dicha respuesta nos pudiera acercar a la reactivación de la economía española y a la salida de la recesión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario