sábado, 25 de febrero de 2012

Las Aletas, ¿Espíritu ó fantasma? Dios dirá....

No cabe duda que por lo que leo, por lo que escucho, por lo que veo, corren malos tiempos para los espíritus, también para los cuerpos, y si no que se lo digan a las dos chicas que sintieron como los suyos eran arrojados sin piedad contra un vehículo por la fuerza de la fuerza y comprobando como el Agua de Valencia se convertía en Jarabe de Palo al tiempo que ellas pasaban de estudiantes reivindicativas de una mejor educación a formar parte del "enemigo" imaginario, que sólo adquiría tal condición en la mente, esa sí que enemiga, de quien dirigía las fuerzas policiales aquel día.
Pero quería yo hablar,y no termino de hacerlo quizás por haberme contagiado en exceso del espíritu disgresivo del señor Ministro de Exteriores, de que corren malos tiempos para los espíritus en todas partes, aunque mi preocupación mayor se centra en la suerte que pueden correr algunos de los que aquí han llenado portadas, informativos de audio y video, y también la boca de muchos de quienes hemos tenido y seguimos teniendo responsabilidades públicas y privadas en esta bendita tierra, que precisamente por su condición de bendita tiene una irresistible tendencia a dejarse martirizar hasta por el Lucero del alba.

Aquí, además del Espíritu Santo,que debe llevar en el paro desde que se aprobó la Constitución de 1812, se ha hablado mucho del espíritu de Las Aletas, que de tanto hablar de él está a punto de pasar de espíritu a fantasma porque, aunque se le aparece de cuando en cuando a alguien, el común de los mortales no podemos verlo aunque lo intuimos detrás de algunas rimbombantes declaraciones de prensa al término de algún Consejo Económico y Social. Y todo eso a pesar de que existe un Consorcio, especie de congregación de adoradores del mencionado espíritu al que durante algún tiempo pertenecí, encargado de la pervivencia ritual de tan popular creencia social. Hasta tal punto tiene tintes de verosimilitud lo que estoy contando que en los últimos tiempos se han producido fuertes discrepancias entre quienes ostentan en el momento presente los cargos de la popular congregación, de un lado el popular Antonio Sanz ha negado que tal espíritu tenga virtualidad a día de hoy, de otro lado su no menos popular encargado del cortijo, el planificador Pepe Loaiza, proclamando a los cuatro vientos que esto no es una fantasmada para ellos, se refiere a los del Partido Popular, aunque achaca, como no, las dificultades para mantener viva la llama de la creencia en no se sabe que herencia recibida del Ministerio de Medio Ambiente, lo que me lleva a pensar que entre todos lo mataron y el solito se murió que diría cualquiera con un poco de sentido común. Por cierto, que malos herederos son estos gobernantes del partido Popular, cualquiera estaría dando saltos de alegría por haber recibido tantas herencias y ellos lo mal que lo llevan, que a la primera de cambios son capaces de justificar su poca competencia para resolver los problemas del personal en base a la herencia recibida, y digo yo que bastante hicieron para convertirse en herederos, que las herencias igual que se aceptan puede renunciarse a ellas. A día de hoy a mi me surgen dudas razonables sobre si lo que necesitamos en la Bahía de Cádiz  para aclarar este asunto es un notario que  convoque a los albaceas y herederos, ó contratar a Iker Jimenez, que de espíritus sabe un montón. Por lo pronto yo he querido aportar mi granito de arena a la resolución del enigma y he registrado una pregunta escrita al Gobierno de los españoles por si tiene a bien aclararmelo y voy a presentar una proposición no de ley para ver si el mismo Gobierno está con Sanz ó con Loaiza en los presupuestos que fueron famosos del próximo treinta de marzo. Sólo nos queda esperar y tener fé, una de las mas preciadas  virtudes teologales de aquellos a los que la divina providencia ha puesto al frente de este valle de lágrimas. Dios nos coja confesados...

No hay comentarios:

Publicar un comentario