martes, 6 de diciembre de 2011

HAY DIAS EN LOS QUE ME GUSTARIA TENER UNA BOCA PRESTADA

  Hay dias en que me gustaría no ser el Secretario General del PSOE, hay dias en los que daría cualquier cosa por no ser un personaje público, por ser tan sólo un militante de base que se siente feliz rellenando una encuesta sobre el futuro del socialismo en nuestro país. Hay dias en los que llego a maldecir el momento en el que decidí asumir responsabilidades políticas, orgánicas e institucionales. Hay dias en los que me encantaría tener una boca prestada que se dice popularmente. Y hoy es uno de esos dias, porque en bastantes ocasiones esos dias suelen coincidir con la lectura de ciertas informaciones que me tocan las narices, así de claro, sin paños calientes.
  Desde hace algunos meses no he dejado de sentir el aliento en el cogote de determinados informadores acostumbrados a hacer de su capa un sayo desde no se que supuesta superioridad moral. Algo que no puedo olvidar y que me persigue como un fantasma en mis momentos de insomnio donde me veo vestido de bolchevique ejerciendo prácticas leninistas deleznables en los tiempos que corren en cualquier organización política. La verdad es que me está costando una pasta el sicólogo que intenta desprenderme de mis veleidades filosoviéticas pero es que el trauma debio ser muy duro según me cuenta el profesional del diván. Me dice que  quien de tal condición me trató sólo estaba proyectando sobre mi sus fantasmas del pasado, y digo yo, porque no los proyectó sobre el espejo de su cuarto de baño mientras se afeitaba....
   Hay dias en los que lo que me apetece es vagabundear y cantar aquello de Serrat: Harto ya de estar harto ya me cansé, de preguntarle al mundo porqué y porqué....porque la verdad es que no lo entiendo, no entiendo nada  o quizás sólo deseo no entenderlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario